Casas rurales en Astorga

Hemos seleccionado las mejores casas rurales en Astorga, en el corazón de la provincia de León. La situación estratégica de Astorga la convierte en capital oficiosa de algunas de las comarcas más singulares de León: Maragatería, La Cepeda, la Ribera del Órbigo, El Páramo, La Cabrera, La Valduerna (tierras de La Bañeza), la Vega…

Casas rurales en Astorga

Maragatería es una comarca con una personalidad singular; los maragatos están considerados uno de los pueblos malditos de España, y poco o nada cierto se sabe sobre su origen. Las casas rurales de esta comarca leonesa respetan la arquitectura tradicional de la comarca y permitirán al viajero conocer mejor el modo de vida tradicional de sus habitantes, que se mantuvo prácticamente intacto hasta bien entrado el siglo XX. En Requejo de Pradorrey se encuentra La Casa del Arzipreste, un modelo de alojamiento rural que hace bandera de su compromiso ecológico. En el corazón de Maragatería, en Luyego, se encuentra la Hostería Camino, ideal para una escapada romántica (todas sus habitaciones cuentan con bañera de hidromasaje).

Habitación en la Posada Real Hostería Camino

Habitación en  Hostería Camino – casas rurales en Astorga

La Cepeda, situada en el corazón de la provincia, es una comarca tradicionalmente agrícola y ganadera que ofrece al visitante riberas y valles de una belleza singular. Las casas rurales de la zona se convierten en puntos de partida para distintas rutas que tienen en común trazados asequibles y que resultan ideales para viajeros de todas las edades, incluidos niños de corta edad. La casa de labranza con encanto La Madrigata, en Revilla, ofrece dos apartamentos y una vivienda que se pueden alquilar conjuntamente o por separado. Más al norte, en Zacos, la casa rural La Fábrica de la Luz (4-8 personas) ofrece un remanso de paz a orillas del río Porcos.

Una de las habitaciones del apartamento turístico La Madrigata

Una de las habitaciones de La Madrigata

La Ribera del Órbigo es una comarca fértil, dedicada históricamente a la agricultura. La capital oficiosa de la comarca es Hospital de Órbigo, cuyas Justas Medievales gozan de reconocimiento internacional. Sus casas rurales no se entienden sin los productos locales, que seducen al viajero en forma de copiosos desayunos, deliciosas comidas y cenas de capricho. La casa rural Molino Galochas, en Villavante, integra en perfecta armonía los usos tradicionales (el molino) en el paisaje propio de la comarca, que cambia al ritmo que marcan los trabajos agrícolas.

Molino Galochas y cauce de la Presa Cerrajera

Molino Galochas y cauce de la Presa Cerrajera

La Valduerna, llamada a veces “tierras de La Bañeza“, es una comarca modelada por el paso del río Duerna, que recorre también en parte Maragatería. El valle tiene fama de ser fértil y rico. En sus pueblos se pueden degustar los productos de la agricultura y la ganadería locales. Uno de estos pueblos, Destriana, cuenta con el hotel rural El Habanero (de alquiler por habitaciones, desayuno casero incluido) y la casa rural El Habanero (de alquiler completo).

La Cabrera, siempre olvidada, es una comarca que nadie ha conocido y retratado como Ramón Carnicer, cuyo libro de viajes Donde las Hurdes se llaman Cabrera sigue siendo la mejor guía para acercarse a las gentes y a los pueblos de la comarca leonesa menos conocida por los leoneses. Los recursos naturales de la zona, rica en pizarra, han atraído una pujante industria que se ha traducido en mejores comunicaciones para una comarca en la que lo difícil es encontrar un pueblo que no sea bonito. Las casas rurales de la Cabrera invitan al descanso y a olvidar durante un tiempo las preocupaciones cotidianas para entregarse a la meditación, a la contemplación o a ambas.

No se admiten más comentarios