Astures y Romanos

La fiesta de Astures y Romanos es un evento de recreación histórica que se celebra en Astorga durante el último fin de semana de julio. Son los vecinos de Astorga y de sus comarcas, organizados en tribus astures o en grupos romanos, los que permiten que la ciudad se transforme durante unos días en la Asturica Augusta en la que la convivencia entre ambos pueblos no siempre fue pacífica.

Escena de Astures y Romanos 2015

¿Qué tramarán? – Imagen de Asturic Spleen (2015).

Los actos, que se extienden durante cuatro días (de jueves a domingo), incluyen el rito de iniciación de los guerreros astures, la Boda Astur, la Noche de Druidas, el Mercado Astur-Romano o el Circo Romano, entre otros. El germen de esta fiesta hay que buscarlo precisamente en el Circo Romano celebrado en 1986 con motivo del bimilenario de la fundación de la ciudad; con el paso de los años se incorporaron a la celebración las tribus astures, y el crecimiento ha sido constante, refrendado con la inclusión de la Asociación de Astures y Romanos en la Asociación Española de Fiestas y Recreaciones Históricas.

Grupos y tribus de Astures y Romanos

Los verdaderos artífices y protagonistas de la fiesta son los miembros de los diferentes grupos romanos y tribus astures. Cada bando tiene su propio líder, el César romano y el Caudillo astur; cargos que suele ocupar una misma persona durante varios años. Han sido tres los césares (Emilius Il Pertiguerus, Josefus Orologius I y Octaviano Augusto), y dos los caudillos astures desde su incorporación a la fiesta (Kekiliayus y Sebius).

Las 20 tribus astures reciben sus nombres de las tribus documentadas en todo el territorio astur, que abarcaba buena parte de las actuales provincias de Asturias y de León, así como parte del territorio de Zamora o del norte de Portugal. Así, y al menos una vez al año, amacos, cabruagénigos o zoelas vuelven a ocupar el territorio de sus antepasados y honran su memoria recordando su modo de vida y sus costumbres.

Los grupos romanos, que tienen el reto de someter a los astures y convertir su principal población en una auténtica urbs romana, alcanzarán un pacto de convivencia que se dio en otras zonas del Imperio y que hoy conocemos como aculturación, por el que los romanos adoptan costumbres y creencias locales, llegando a adorar a Mars Tilenus, que era a la vez el dios romano Marte y el dios local Teleno.

En los últimos años la fiesta de Astures y Romanos ha incorporado a sendas delegaciones de las recreaciones históricas ambientadas en la época romana de otras dos ciudades augustas, Braga (Braga Romana) y Lugo (Arde Lucus).

No se admiten más comentarios