Los petroglifos de Maragatería

Los petroglifos de Maragatería son una de las pocas huellas visibles de la población de la zona antes de la llegada de los romanos y las cicatrices que dejaron en estas tierras sus explotaciones auríferas. Los laberintos y cazoletas fueron tallados en la roca hace unos 4.500 años, lo que los convierte en uno de los conjuntos más antiguos del mundo. Pese a su singularidad, su significado permanece oculto para nuestros ojos. Su ubicación ofrece una vista privilegiada del Teleno, un monte que los habitantes locales veneraban 2.500 años después, cuando llegaron los romanos.

Visitar los petroglifos de Maragatería

Los petroglifos de Maragatería se pueden visitar de forma libre, incluso con niños. Para llegar hasta ellos desde Astorga hay que seguir la carretera LE-142 hasta Santa Colomba de Somoza; en este bonito pueblo maragato nos desviamos por la LE-6311 en dirección a Lucillo, atravesamos el pueblo sin dejar la carretera y, ya a las afueras, nos desviamos en la LE-6425 en dirección a Filiel. No será necesario llegar a esta última localidad, un cartel señaliza perfectamente el camino que hay que tomar, en el que es posible aparcar. Caminando unos 200 metros llegaremos a los petroglifos, uno de los “monumentos” al aire libre más singulares de León.

Las últimas horas de luz de la tarde en días despejados son ideales para hacer las mejores fotografías de los petroglifos con el Teleno al fondo. En las últimas semanas de invierno o las primeras de primavera, con el Teleno nevado, es aconsejable preparar el cuerpo para el viento frío que sopla en el paraje con un remedio tradicional de la zona, el cocido maragato.

Las imágenes que acompañan estas líneas son del pasado verano, de una tarde cualquiera del mes de julio. Hay una tercera roca con laberintos y cazoletas tallados muy cerca de las dos que podéis ver en las imágenes, no la incluyo para no revelar todo el misterio 🙂

Petroglifos a los pies del Teleno

Petroglifos de MaragateríaLa web de la Ruta del Oro (aviso: en móviles se ve fatal) os permitirá conocer en detalle las cicatrices que la minería romana dejó en la Sierra del Teleno, y habla también de los astures y de otros pueblos que habitaban la zona cuando llegaron los romanos, así como de los petroglifos de Filiel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *