Gastronomía

La gastronomía de Astorga no necesita presentación: platos como el cocido maragato o el bacalao al ajo arriero conviven en deliciosa armonía con productos tan dispares como los embutidos (empezando por la cecina y siguiendo por el chorizo, el lomo o el salchichón) y los dulces (chocolate artesano, mantecadas, hojaldres, merles, etc).

Productos de la tierra

Si algo tienen en común los ingredientes del cocido maragato es sin duda su origen: desde los garbanzos de pico pardal hasta la última de las carnes proceden de esta tierra. Aunque la agricultura y la ganadería han sido muy importantes en la zona, en la actualidad son explotaciones familiares las que mantienen viva la tradición y nos permiten disfrutar de verduras y legumbres de la tierra. Los embutidos gozan de merecida fama, especialmente la cecina, y hay varias empresas cárnicas de importancia en Astorga y en las comarcas vecinas.

Otros productos más elaborados, como las mantecadas, los hojaldres o los merles son fruto de una tradición repostera de siglos, y han hecho de Astorga una de las capitales dulces del noroeste español.

Productos adoptados

Siempre llama la atención que productos como el bacalao o el chocolate se cuenten entre los más conocidos de la gastronomía de Astorga. La explicación hay que buscarla en los maragatos, arrieros que transportaban mercancías de los puertos gallegos a Madrid y que dejaban en Astorga cacao, bacalao y otros productos difíciles de conseguir en otras zonas del interior. Fueron los maragatos los que, con su continuo trasiego, dotaron de una riqueza inigualable la gastronomía de Astorga.

Numerosos restaurantes sirven un excelente bacalao al ajo arriero, y no es difícil encontrar buenos pescados en la zona (alguno de ellos autóctono, como las afamadas truchas de Hospital de Órbigo).

No se admiten más comentarios