Chocolate de Astorga

El buen nombre del chocolate de Astorga tiene una larga historia detrás. Aunque no se conoce la fecha concreta, sí se sabe que Astorga fue una de las primeras ciudades españolas en conocer el chocolate, quizá por las relaciones que estableció la nobleza local con Hernán Cortés en el siglo XVI. Durante el siglo XIX floreció en la ciudad una próspera industria chocolatera, y la ciudad llegó a contar con 49 fábricas en 1914. El Museo del Chocolate cuenta esta historia con atención a los detalles y al modo particular de elaborar el chocolate en la ciudad.

Dónde comprar chocolate de Astorga

En la actualidad hay cinco fábricas de chocolate en Astorga y su comarca; la mayoría cuentan con establecimientos propios en la Calle Los Sitios, muy cerca del Palacio de Gaudí. Los chocolates de Peñín harán las delicias del más goloso; El Arriero Maragato ofrece el chocolate más sorprendente, con virutas de cecina. Alonso y Cabezas (La Cepedana) fabrican el chocolate a la taza típico de Astorga, que puede degustarse en su propia chocolatería (en la calle Padres Redentoristas) y en algunas cafeterías de la ciudad. La Maragatina mantiene el proceso de elaboración tradicional, y su chocolate a la taza conserva el sabor de siempre.

En la calle Pío Gullón, a escasos metros de la Plaza Mayor, la chocolatería Sonrisas se ha especializado en el chocolate a la taza local, que se puede acompañar con churros o con mantecadas. Abierta desde las 7 de la mañana (desde las 6 en verano), es cita obligada para los peregrinos antes de abandonar la ciudad, y el mejor lugar para merendar después de una visita al casco histórico de Astorga.

Además, en la localidad de Castrocontrigo se encuentra Chocolates Santocildes, que sigue tostando su cacao de manera tradicional en su fábrica. Varios establecimientos de la ciudad tienen productos de Santocildes a la venta, entre ellos la confitería La Flor y Nata. Sus chocolates negros son quizá los más exquisitos. La fábrica de Castrocontrigo cuenta con un Museo del Chocolate propio que bien merece una visita.

Chocolate de Astorga

El chocolate de Santocildes es muy apreciado en toda España

Más chocolate en Astorga

El Museo del Chocolate de Astorga abrió sus puertas en 1994, siendo el primero de su clase en España. Su fundador, José Luis López, era un comerciante de la ciudad que comenzó a reunir las piezas casi por curiosidad, las expuso con orgullo y convirtió un pequeño local alquilado en el museo más visitado de la ciudad y en uno de los más curiosos del noroeste español.

El Salón Internacional del Chocolate de Astorga (SICA) se celebra en la ciudad los años impares desde 2007. Reúne a productores de cacao, fabricantes de chocolate y amantes de este dulce llegados de todo el mundo. Ofrece al público talleres, degustaciones, catas y todo tipo de actividades con un denominador común: el chocolate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *