Cocido maragato

Del cocido maragato se ha escrito tanto que resulta difícil indagar su verdadero origen. Lo que sabemos con certeza es que era el plato por antonomasia de los campesinos de la comarca y reunía lo mejor que les proporcionaba la tierra: garbanzos, berza y todas las carnes posibles, principalmente cerdo pero también gallina y vaca.

Al hablar del cocido maragato es inevitable referirse al orden en que se sirve, comenzando por las carnes (siete como mínimo, habitualmente alguna más), siguiendo por el garbanzo y las berzas, después la sopa y por último las natillas. ¿Por qué se sirve al revés? Hay muchas leyendas que tratan de aclararlo, aunque la explicación más plausible es que antaño, cuando el pote seguía al fuego mientras se comía, las carnes se habrían quemado de servirse después del caldo y las legumbres.

El ingrediente más importante del cocido maragato son los deliciosos garbanzos de pico pardal que se cultivan en la comarca, fundamentalmente en Valdeviejas y también en Quintanilla de Somoza. Tampoco pueden faltar las carnes (morcillo de ternera, costilla adobada, lacón, gallina, salazón de cerdo, chorizo, tocino…), acompañadas del relleno (huevo con carne picada). El caldo en el que se cuecen todos los ingredientes sirve para preparar la sopa. El punto final lo ponen las natillas.

En España hay tantos cocidos como comarcas, aunque algo bueno tendrá nuestro cocido maragato cuando lo incluyen en su carta restaurantes de media península… En cualquier caso, nada mejor que disfrutar de este plato secular en la tierra que le dio forma y sustancia, ya sea en Astorga o en cualquiera de los pueblos del entorno (Castrillo de los Polvazares, Val de San Lorenzo, Luyego de Somoza, Santigo Millas, Santa Colomba de Somoza, etc).

Si quieres conocer la receta del cocido maragato, te recomendamos el espacio que le dedicó el programa de RTVE ‘Un país para comérselo‘: http://www.rtve.es/television/20131030/cocido-maragato/780065.shtml.

No se admiten más comentarios