Monumentos

Hay numerosos monumentos en Astorga, una ciudad histórica en la que no puedes dejar de visitar el Palacio de Gaudí, la Catedral de Astorga, el Ayuntamiento o las murallas. Frente a la Catedral puede verse la Casa del Sacristán, un edificio del siglo XVII, que ofrece una vista única de la fachada de la seo asturicense y un verdadero museo de curiosidades que sorprenderá por igual a visitantes de todas las edades.

Hasta el 8 de septiembre pueden visitarse en Astorga y en varios pueblos del Camino algunos monumentos que no abren sus puertas al público el resto del año: visitas disponibles este verano.

En Astorga hay varios edificios modernistas, entre ellos la casa Granell (obra del arquitecto Antonio Palacios), la iglesia de San Andrés (diseñada por Manuel Hernández Álvarez-Reyero) o el palacete de Magín Rubio (actual sede del Museo del Chocolate, según el proyecto de Eduardo Sánchez Eznarriaga).

Casa Granell (1915), en Astorga, diseñada por Antonio Palacios

En cuanto a la arquitectura contemporánea, el monumento más destacado que puede verse en Astorga es la Iglesia de San Pedro de Rectivía.

Otros edificios de interés incluyen la Iglesia de San Bartolomé, la Iglesia de Santa Marta, el Seminario Diocesano o la una casa señorial del siglo XVIII que pertenció a los condes de Tepa, hoy convertida en un coqueto hotel al que da nombre, Casa de Tepa.

Comentarios cerrados.