Castrillo de los Polvazares

Castrillo de los Polvazares es un pueblo maragato que conserva la arquitectura y la disposición características de los pueblos de la comarca. Declarado Monumento Nacional en 1980, sus calles empedradas y las casonas tradicionales maragatas nos trasladan a otra época.

Castrillo de los Polvazares conserva el empedrado de sus calles

Imagen de Julio César Cerletti García

En el siglo XVI el pueblo original fue arrasado por una riada y se eligió el emplazamiento actual para reconstruirlo. Buena parte de los habitantes de Castrillo de los Polvazares se dedicaban a la arriería, de ahí que las casonas cuenten con grandes portalones de acceso, muchos de ellos en arco de medio punto. Tanto la vivienda como los establos están dispuestos en forma de U en torno a un patio central, empedrado. Todavía pueden verse algunos blasones de las familias maragatas más acaudaladas, entre ellas los Salvadores o los Rodríguez. Entre los siglos XVIII y XIX el pueblo vivió su momento de mayor prosperidad, y de esa época es el empedrado que se conserva en todas sus calles. El empedrado de la calle principal del pueblo, la calle Real, tenía como fin permitir el trasiego de los arrieros, sus animales y sus carros.

Castrillo de los Polvazares es un pueblo para pasear y perderse entre edificios de piedra, un pueblo en el que adivinar la historia de cada casona, de cada portalón, y en el que buscar las huellas todavía visibles de los carromatos de los arrieros.

El pueblo cuenta con numerosos restaurantes en los que degustar el tradicional cocido maragato, un plato contundente, que se disfruta mejor en los meses fríos, aunque tiene partidarios durante todo el año. Castrillo de los Polvazares cuenta también con una interesante vida cultural, gracias en buena parte a la Taberna El Trechuro, un local con un ambiente alternativo que ofrece música en directo, filandones, presentaciones de libros… En su carta de vinos y cervezas encontraréis su propia cerveza artesana. El Trechuro es el refugio ideal para reposar un cocido maragato.

Cómo llegar: Castrillo de los Polvazares está situado a 5 kilómetros de Astorga, ligeramente apartado del Camino de Santiago. Todas las calles del pueblo son peatonales; hay un aparcamiento a la entrada en el que dejar el coche. El aparcamiento es gratuito.


Ver mapa más grande
 

No se admiten más comentarios