Turienzo de los Caballeros

Torreón de los Osorio, en Turienzo de los Caballeros

Imagen de Adrián Vázquez.

Turienzo de los Caballeros fue uno de los pueblos más importantes del área de influencia de Astorga en la Edad Media. No se conoce la fecha de construcción de su fortaleza, pero se emplazaba en el lugar desde el que se vigilaban las cercanas minas de oro primero y el Camino de Santiago más tarde. Del castillo solo se conserva la torre del homenaje, conocida como Torreón de los Osorio, un edificio imponente de 23 metros de altura y restaurado en época muy reciente que merece la pena visitar (está abierto al público durante los meses de verano). Los propietarios del torreón lo visitan cada verano, y lo mantienen en perfecto estado de conservación amén de facilitar las visitas a su interior.

Qué más ver en Turienzo de los Caballeros

Turienzo de los Caballeros conserva otros elementos de interés, entre los que sobresale la Iglesia de San Juan Bautista, cuya estructura es resultado de numerosas reconstrucciones a partir de un templo románico del que todavía se distinguen varios elementos. La Iglesia se encuentra apartada del pueblo, ya que se encuentra en el área que ocupaba un monasterio de los Hospitalarios de San Juan de Jerusalén. A primera vista llaman la atención la espadaña y su escalera de acceso. Del interior cabe destacar su compleja estructura, con dos naves y dos capillas laterales de interés.

Por lo que al pueblo se refiere, esconde algunos rincones de gran belleza en los que se puede observar la genuina arquitectura popular de la Somoza. Su calle principal, una avenida arbolada, refleja perfectamente la tranquilidad de este pueblo maragato. Apartado de las principales vías de comunicación de la comarca, Turienzo de los Caballeros es un lugar ideal para huir del ruido y de las prisas.

No se admiten más comentarios